“Le Droit Humain” en Chile



En febrero de 1929 EV, vino a Chile el eminente filósofo indio Curuppumullaje Jinarajadasa –por ese entonces, presidente mundial de la Sociedad Teosófica y miembro del Supremo Consejo Universal Mixto de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN, grado 33º-, a dictar charlas en Santiago, Valparaíso y Concepción, invitado por la Sociedad Teosófica local. Venía únicamente por razones propias de la Teosofía, pero le llamó poderosamente la atención la tendencia de los chilenos hacia estudios y disciplinas espirituales. Entre su público se encontraban miembros de la Gran Logia de Chile, que junto a un grupo de socios de la Sociedad Teosófica, le solicitan fundar una logia mixta en nuestro país, por lo que se comunica con la Secretaría del Supremo Consejo en Paris, recibiendo de éste, el 23 de febrero de 1929 EV, un cable enviado por la Hermana Besnage, Gran Secretaria General del Supremo Consejo, autorizando su proceder.
En el acta fundacional se puede comprobar que los reconocimientos de acreditación masónica presentados, exaltaciones y aumentos de salario otorgados a miembros de la Gran Logia de Chile solicitantes, son revisados por el Iy PH Jinarajadasa, facultad propia como Gran Inspector General, grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y al encontrarse todo en orden, se acuerda crear una Logia Simbólica, bajo la jurisdicción de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN (El Derecho Humano), para lo cual se levanta acta de lo acaecido, que a su vez es enviada a la Gran Secretaría del Supremo Consejo Universal Mixto. En esta misma reunión se aprueban las solicitudes de admisión de trece postulantes apoyadas por los hermanos asistentes, y se acuerda llamar a la nueva Logia “IGUALDAD”.
Dos días más tarde, presidida por el Iy PHJinarajadasa, se procede a la Consagración de la nueva Logia, que se le otorgaría el número 632, y a la iniciación de los profanos.
La Orden se extendió rápidamente, y debido a esto, la Gran Logia de Chile, para no ver afectadas sus relaciones con la Gran Logia Unida de Inglaterra, retiró su apoyo oficial e impuso la prohibición absoluta a sus miembros de asistir a Talleres mixtos, lo que ocasionó que muchos de ellos volviera a sus logias de origen o bien se quedaran definitivamente en la naciente Institución.
Le Droit Humain tuvo una década de extraordinario progreso, producto de las afiliaciones de miembros procedentes de la Gran Logia de Chile, como era de esperarse, y de numeroso profanos interesados en la nueva perspectiva. Así, en 1930 se fundaron en Santiago las logias “Horus” y “Pitágoras” y en 1933 “Orión” y “Minerva”. En Valparaíso nació “Isis” en 1932, “Osiris” en 1933 e “Hiram” en 1934. Este desarrollo determinó la transformación de la Jurisdicción en Federación el 20 de diciembre de 1934.
En las décadas siguientes diferentes cismas mermaron el rápido crecimiento originario, producto de caudillismos e intentos de incorporar disciplinas dogmáticas ajenas a la libertad de pensamiento, al libre albedrío y a la tolerancia. El tercer cisma, y posiblemente el más grave, por las consecuencias humanas y patrimoniales que tuvo, fue el acontecido el año 1954, provocado por los hermanos Leonidas Durán en Santiago y Daniel Fried en Valparaíso, que encabezaron un movimiento separatista con el fin de crear una obediencia de carácter nacional, desconociendo la promesa de obediencia al Supremo Consejo Universal Mixto, máxima autoridad en la Jerarquía de "LE DROIT HUMAIN", que habían hecho a su ingreso a la Orden. La situación fue más crítica para Santiago, ya que la Casa Masónica, ubicada en calle Catedral 2091, adquirida por "LE DROIT HUMAIN" en 1937, se la quedaron los separatistas con todos sus enseres, archivos, documentos y biblioteca, expulsando violentamente a los miembros que permanecieron fieles a sus compromisos voluntariamente asumidos con el Supremo Consejo Universal Mixto de la Orden Masónica Mixta Internacional "LE DROIT HUMAIN" (El Derecho Humano).
Pese a las dificultades en los años siguientes se trabajó con tranquilidad, incorporando nuevos eslabones, reforzando los cuadros de los talleres simbólicos y de altos grados y levantando columnas de logias nuevas, llegando a adquirirse nuevas propiedades en Santiago y Valparaíso.
En las décadas siguientes, especialmente a finales de los años 70, nuevas dificultades hicieron temblar los cimientos de la Orden en Chile durante la dictadura de Pinochet, pero la integración y solidez de la actual Jurisdicción, resultado del trabajo mancomunado de numerosos hermanos a lo largo de los años, la encuentra enfrentando los retos del siglo XXI con un renovado espíritu basado en los principios permanentes de la verdad moral masónica, enunciados en la Constitución Internacional de la ORDEN MASÓNICA MIXTA INTERNACIONAL “LE DROIT HUMAIN”; espíritu que la llevó a enfrentar, con desbordante éxito, ser sede del IV Coloquio Masónico Latinoamericano en el año 2006 EV, clausurándose con una masiva asistencia.
A partir de 2007 EVla Jurisdicción Chilena se aboga a la tarea de convertirse en Federación, dadas las condiciones, madurez y crecimiento que está experimentando.

Joomla Template by Joomla51.com